• Dr.Desastre

Aborto político



Es la primera vez que voy a publicar algo con tintes políticos. Y no porque sea un tema político, sino porque se ha politizado, que es diferente. Sirva de precedente, que en absoluto quiero que nadie se sienta juzgado, ya que en este blog, siempre se ha respetado y se respetará a "todo el mundo", aunque el mundo a veces, esté de pena.


Como habréis intuido por el título, voy a hablar sobre la interrupción voluntaria del embarazo/aborto y más exactamente me gustaría contaros mi postura sobre este tema, tanto desde el punto de vista de la persona, como del médico. ¿Por qué? Porque en estos últimos meses de convulsión política en nuestro país, nuestros "grandes dirigentes" han tenido a bien usar un tema tan personal y humano como este, como escaparate ideal para mendigar votos y atacarse mutuamente. He leído entrevistas de algunos políticos, también sus programas de gobierno y analizado debates (sin ir más lejos, el pleno de hace unos días en Andalucía y Madrid). Y ha sido tan tan triste lo que he visto/escuchado en estos últimos meses, que de la impotencia o rabia, nace este post. Afirmaciones como "A los médicos que practiquen el aborto habría que encarcelarles", "Las clínicas donde se practican abortos son abortorios", "El año pasado hubo 19000 condenados a muerte", "El aborto es un fracaso", "El aborto no es un derecho"... Hechos como, instigar a personas con mentalidad antiabortista que se movilicen a las puertas de clínicas privadas para coaccionar (ellos lo llaman mentalizar) a la mujer para que no aborte, propuestas como "promocionar la vida y controlar la práctica en este tipo de clínicas"... Y más y más lindezas inverosímiles.


Antes de continuar e introducido el tema, os insto a que consultéis el BOE y la ley sobre la "salud sexual y reproductiva y de la interrupción voluntaria del embarazo". Dicho esto, empezamos.


¿Y por dónde? Por lo más obvio, este tema NO DEBERÍA SER CUESTIÓN POLÍTICA. Me da igual el color o el ideal del partido, de lo importante o no que sean las elecciones, del cariz que tome el país tras ellas o de que mañana pinten bastos en la puerta de España. ¡Me da igual! Políticos de todos los tipos, colores y edades, ¿No os habéis parado a pensar algo tan simple como quién es el que decide sobre uno mismo? ¿Quién es el autor de nuestra propia vida? ¿No os habéis parado a analizar que sobre nuestro cuerpo decidimos sólo y exclusivamente nosotros? Porque, cuando habéis necesitado atención médica, ¿Quién tuvo la última palabra a la hora del tratamiento o plan de actuación? ¿El médico? ¿El político que gobierna la comunidad autónoma donde os atienden? NO y NO. Fuisteis vosotros, que atendiendo a las recomendaciones de los profesionales, decidisteis de forma personal y libre qué decisión tomar. Repito, vosotros de forma libre, autónoma y personal.


Ahora algunos ya exclamaran, ¡Sacrilegio! ¡Estás comparando una enfermedad con un embarazo!


¿De verdad? ¿En serio nos quedamos en ese pensamiento tan simplón y plano? Os expongo mi punto de vista pues. Yo voy más allá, yo voy a que el paciente, que somos nosotros y que en este caso es UNA MUJER, debe decidir. ¿A cualquier precio? Señoras/es, esa no es la pregunta... La pregunta sería,  ¿Por qué una mujer ha tenido que pagar ese precio? ¿Por qué una mujer ha tenido que pasar por esa difícil decisión? ¿No os parece ya bastante alto el peaje que tiene que pagar al pasar por ello? ¿Debemos además juzgarla? ¿Prohibírselo?.


Hace unos años, precisamente (oh hermosa casualidad) en el debate electoral de dos líderes políticos, tuve una discusión por twitter con un compañero sanitario. Él muy en contra del aborto y yo, como habéis podido ya intuir, a favor. La cuestión es que él se excusaba en el hecho de que estaba cansado de ver en su día a día cómo mujeres (él las llamaba "niñas") utilizaban esta práctica como método anticonceptivo y añadía que estas mujeres, menospreciaban la vida bla bla bla, que sabían perfectamente sobre métodos anticonceptivos y un largo bla bla insulto hacia mí bla bla insulto hacia ellas bla bla. Querido lector, esto es una visión simplona y plana del problema. Aunque nos rasguemos las vestiduras en pleno siglo XXI y con todos los adelantos, educación y demás modernidades que tenemos, existen jóvenes (y no tan jóvenes) que por diversos motivos, cuando llega el momento, desconocen que con determinadas prácticas puede haber un embarazo. ¿Que el aborto una pareja lo utiliza como anticonceptivo? Entonces señoras/es es que algo estamos haciendo mal TODOS y es un problema. Y no podemos mirar hacia otra parte. Esta es una de las miles de razones que existen para que una mujer pase por el mal trago de un aborto, pero, ¿qué pasa si esa mujer ha sido violada? ¿si ha tenido un descuido con la pareja? ¿si ha fallado el método anticonceptivo? ¿si el embrión/feto tiene malformaciones? ¿si existe riesgo para la mamá en un momento dado?.... ¿Game over? No, y mil veces no. ¡A abortar pues! No, a decidir. Y soy de los que piensan, que la última palabra la debe tomar la mujer, puesto que tiene el maravilloso don de dar la vida, debe ser la que finalmente decida, cuándo quiere o desea utilizar ese don.


Ahora algunos ya exclamaran, ¡Sacrilegio! ¡Tú cómo médico debes velar por la vida!


¡Y lo hago! Precisamente con lo que acabo de decir, ¡lo estoy haciendo!. Estoy velando por la vida e integridad física y/o psicológica de mi paciente, que en este caso, es una mujer.


¡Doble sacrilegio! ¡Salvas a una para matar a otra persona!


¡En absoluto! Políticos antiabortistas, aunque se os llene la boca de decir que un embrión/feto es una persona y que es un asesinato el aborto (que en ello basáis casi todo vuestro discurso), ni médica ni fisiológicamente lo es en ese momento y por tanto, ni las mujeres son unas asesinas ni los médicos unos mercenarios. He llegado hasta incluso leer publicaciones del estilo: "un embrión con 10-15 semanas podría vivir fuera de la placenta materna". De pena. Pero vamos más allá, no os quedéis en esa poesía tan populista de lo de matar fetos, personas, condenados a muerte etc etc... decid la verdad. La verdad, la triste verdad para algunos de vosotros, es que venís de una España tan retrógrada, de una sociedad tan género jerarquista y tan machista, que os entran sudores del averno pensar que una mujer pueda decidir libremente.


Pensándolo mejor, igual yo ahora estoy pecando de populista.


Bien, voy a daros un voto de confianza. Voy a creerme que todo es por la promoción de la vida bla bla, que es que el feto ya es una persona bla bla... ¡Es que es una vida! Que vale, que sí. Siguiendo esta última máxima, ¿Por qué entonces no ponemos una ley anti vasectomía? ¿O por qué no limitamos al varón a decidir sobre ello? O pongamos que médicamente, padece una enfermedad donde desgraciadamente la única posibilidad de tratamiento es la castración y nosotros se lo prohibimos. Estamos de acuerdo, no existe embrión de por medio, pero es que, si todos los hombres interrumpiéramos nuestra capacidad reproductiva, no habría ni siquiera embarazo. Y claro, siguiendo con el símil, no existiría vida. Y claro, vuestro discurso es que... ¿Entendéis? ¿Por qué en un género sí y en otro...? Señoras/es, si es que si fuera al revés, que los hombres fuésemos quién tuviéramos el embarazo, la postura seguiría siendo la misma... Poder de DECISIÓN.


Se nos llena la boca de promocionar la igualdad de género, por ejemplo, ahora está de moda dar premios al fútbol femenino (pero ¡ojo! cuando piden un salario base más digno y ayudas, se les cierra la puerta y deben ir a la huelga), a investigadoras (que ¡oh sorpresa! llevan toda una vida con condiciones laborales pésimas y suplicando mejoras que nunca han llegado), que en cada campaña electoral se propugne ¡Cuando nosotros lleguemos al gobierno el salario de la mujer será igual al del hombre! (y por supuesto, eso aún en muchísimos sectores NO existe), que se alardee de que en la sanidad ya son en número igual o más que los hombres (¿es un hecho para alardear? ¿o para hacer una reflexión de por qué tan tarde?)...


Tanta promoción barata de la igualdad ¿Y queremos privarlas de algo tan simple como decidir?


Señoras/es políticos, no os metáis en estos temas sanitarios, vilipendiándolos y maltratándolos hasta tal punto de sesgar cuál es la verdad. Si de verdad queréis contribuir a una sanidad digna, justa, eficaz y eficiente hay temas que necesitan imperiosamente nuestra ayuda. Os propongo unas ideas... ¿Qué tal si regulamos el tema eutanasia? Las sociedades y la medicina avanza, nuestra ley en eso, simplemente es prehistórica. ¿Regulamos el descanso de los profesionales y sus salarios? Los tribunales ya nos dan la razón. ¿Qué os parece promocionar más la investigación? Somos un país a la cola a nivel europeo (ni hablar tiene mundial) en cuanto a ello, derrochando profesionales que literalmente, "se cansan y se van". ¿Os parecería bien aumentar la eficiencia del sistema para poder ofertar más plazas sanitarias y así reducir las listas de espera?.... Es que hay tantísimo donde podríais hace una GRAN labor que faltaría capacidad a cualquier página de blog para mencionar todas. Aunque claro, igual no son tan populares ni "venderían" tanto.


Y que conste, esto no se trata de ser de izquierdas o de derechas, verde, azul, rojo, naranja o morado, del Madrid o del Barcelona... este es un tema de libertad médica de DECISIÓN. Libertad de una PERSONA y como tal...


ESO NO SE TOCA.