• Dr.Desastre

Diario de un #2MIR20: Navidades Grinch



Ante todo y con premura, Feliz Nuevo Año a todos.


Navidades diferentes, otra vez. La verdad es que en mis planes originales no entraba pasar otras navidades entre manuales, apuntes, simulacros y horas de impaciencia MIR, pero así tuvo que ser. Eso sí, a diferencia del año pasado, lejos, muy lejos de mi familia.


Y es que este año decidí desde hace ya varios meses, que no iba a viajar a mi Almería y que me iba a quedar estudiando en el norte. Así, aprovechar más horas de estudio (el año pasado con mi anterior academia, nos dieron una semana de vacaciones en navidad y creo que ese parón me vino fatal), evitar tentaciones de planes formidables y aunque parezca una tontería, prevenir caer enfermito por el cambio de clima León polar ártico-Almería caribe caliente. Esto último, otro de los contratiempos que ocurrieron el año pasado.


Como digo, este año cero vacaciones, salvo "libre" días 25 y el hoy día 1. ¿Se hace duro? Mucho. ¿Necesario? Mucho. Son fechas donde mantener la concentración ya es un logro, aunque desde mi punto de vista, son días donde la cantidad de trabajo pasa a un segundo plano, ya que lo más importante, es que lo poco que rindas, lo hagas con calidad, con concentración. Y eso, creo que lo he conseguido. Puede parecer paradójico, pero el hecho ahora de no parar ni siquiera los domingos para descansar, me ha venido bien. Me explico. Sirva de precedente que hay momentos en los que no sé en qué día vivo (obviamente, da igual), pero, eso ayuda, simplemente debes seguir, ¿otro día más? Sí, pasa adelante, ponte cómodo. Vas como un moñaco de la manita de mamá estudio, por inercia, presto a dejarte llevar cuan reo con cadenas. ¿Lo que más me ayuda? El pensar en la cercanía de la pseudo libertad del 25. Sólo 24 días. Mañana sólo 23 y post Reyes, sólo 19. Joder, ¡cómo pasa el tiempo! Y parecía que fue ayer cuando allá por Abril decidí neo enrolarme en otra intentona MIR. "Todo llega, pequeño" dice mi madre.


Anoche, casi entre lágrimas descuidadas, cuando a las 00:01h llamé a mi familia para ya sabes qué, prometí que el año que viene iba a estar allí, con ellos.

Y también prometo, que sólo romperé esa promesa en caso de estar de guardia de Residente de primer año, ya que sé que en ese caso y al igual que yo, estarán "felices" de que no esté.


Gracias a ti, por estar, por siempre estar, por aguantarme, por pintarme las navidades grinch de verde esperanza, de magia y de recordarme el por qué de estar de nuevo en esto.


Damas, caballeros, MILLONES de gracias por el apoyo que estoy recibiendo en estos días, se agradece y mucho.


Damas, caballeros, sigamos pues...



PD: He tenido la oportunidad de volver a colaborar con Redacción Médica (diario digital médico en España) con una pequeña entrevista: 'Tripitir' el MIR para lograr tu plaza: "Si ya trabajas vas en desventaja". Podéis verla pinchando aquí.

De nuevo, un grandísimo placer que cuenten conmigo.