• Dr.Desastre

¿En cuánto tiempo se crea una vida?



Habitualmente sabéis que me gusta leer y compartir noticias sobre salud, pero si a eso añadimos que tratan sobre pediatría o ginecología suelo publicarlas y dedicarle una pequeña reflexión marca de la casa.


Hoy me he topado con un artículo donde hablaba de cómo sobrevivieron los bebés más pequeños del mundo.  Me atrae bastante este tema, recordaréis que hice las prácticas de pediatría 1 en la UCI neonatal y allí me pude "hartar" de ver prematuros y ver cómo unos salían adelante luchando como grandes guerreros y otros...

En el mencionado texto, comentaban los casos de dos chicas, Madeline y Rumaisa.  La primera nació en 1989 con sólo 280 gramos de peso (sí, habéis leído bien) pero con un tiempo de gestación de 26 semanas.  En la actualidad, un feto de esa "edad" tiene (varias) posibilidades de salir adelante, pero con ese peso, la cosa se complica, y más aún, en 1989. Afortunadamente, Madeline salió adelante, con un desarrollo cognitivo y psicomotor desarrollándose de forma normal para con su edad y actualmente, más de 20 años después, es una "brillante estudiante de psicología"


Por otra parte, Rumaisa nació en 2004 con un peso de 260 gramos (batiendo récord) y 25 semanas de gestación.  Ella, al igual que Madeline, también salió hacia adelante y actualmente (tiene 7 añitos) "asiste a clase con niños de su edad con un plan educativo individualizado".


Para que os hagáis una idea, no es normal que para ese tiempo de gestación un niño pese tan poquito, debe haber factores causantes y en ambos casos fue la "preeclampsia".

Pude comprobar en aquellas prácticas de pediatría que en la actualidad, crecen cada vez más niños prematuros y aumentan los esfuerzos de los servicios de UCI por sacar adelante cada vez más niños de esta manera.  ¿Por qué?

Existen varias causas como por ejemplo: padecimiento de enfermedades maternas durante la gestación, tener antecedentes de partos prematuros o que el embarazo sea múltiple, tabaquismo, estrés, problemas en la placenta y las malformaciones uterinas y fetales.  Como veis la lista es larga pero, hay dos circunstancias que destacan de manera especial e importante:

Edad de la madre

Mujeres menores de 20 años y sobre todo, las mayores de 40 tienen más probabilidades de enfrentarse a esta situación.

Salud materna

Enfermedades como la diabetes, las afecciones cardíacas y renales y los problemas de tiroides influyen de forma significativa en este proceso.


Dejando a un margen la teoría científica, recuerdo que en aquellas prácticas debatía con mi pediatra (grandísimo profesional, siempre lo diré) sobre algunos casos en que lograban sacarlos adelante pero con más de una secuela de por vida.  Claro, está el hecho de que tú como profesional tienes que hacer todo lo posible por salvarlo pero, en ocasiones y aunque suene duro, salvas a una futura persona totalmente dependiente.  Es imposible dejar de mirar este tipo de bebés, pequeños (te caben en una mano), llenos de cables, enjaulados en mini casitas de cristal a oscuras y controlados hasta el último detalle.  No nos olvidemos, ellos solos están luchando por su vida, nosotros sólo les estamos dando un empujoncito.


No todo en la prematuriedad fetal es triste, al contrario, existen casos como los de Madeline y Rumaisa que como diría aquel pediatra, te incitan a seguir hacia adelante con tu batalla diaria y a luchar con todas tus fuerzas aunque por el camino pierdas alguna guerra.