• Dr.Desastre

Fin de exámenes



Como sabéis, Enero y Febrero son dos de los meses con más tensión para un estudiante universitario, sí, el temido período de exámenes hace acto de presencia y justo en ese momento nos ponemos a pensar en el por qué de haber perdido tanto tiempo y no estudiar más! Después es cuando dices, en esta semana (o dos) que me quedan para el primer examen voy a recuperar el tiempo perdido, pero, posteriormente te pregunta tu cerebro: ¿Por qué me engañas de ese modo?


En fin, que los exámenes son unas simples pruebas que no nos pueden amargar la existencia, o al menos esa es la filosofía que decidí adoptar debido a mi corta experiencia universitaria y extrauniversitaria.  Cada uno tiene sus tretas para pasar el mal trago de las evaluaciones, y en este post os voy a contar cómo los he pasado yo:


Examen 1: Medicina Preventiva "Seguridad de un amanecer"

Te lo preparas con ilusión, es el primero, quieres empezar bien y te multiplicas X2 para repasarte todo unas cuantas veces.  No sé por qué, pero mi mente trabaja mejor por las noches (no ser malpensados!), así que cambias los ritmos circadianos de tu cuerpo y empiezas a adoptar el hábito de empezar a estudiar a media tarde y alargar hasta casi ver amanecer, que por cierto os lo recomiendo!.  De ahí el título de este examen, se unieron la seguridad con la que iba, y unos cuantos amaneceres a mi espalda.


Examen 2: Obstetricia "La confianza de otro amanecer"

Creo que es el examen con el que más he disfrutado y por ello, en el que más nota he sacado, siempre he pensado que lo uno va estrechamente ligado a lo otro. En este segundo examen ya no tienes tantas ansias por repasar mil veces, la seguridad ya te la da, el hecho de haber aprobado el anterior, me dio mucha confianza.  Seguro que más de uno de vosotros coincidiría conmigo, la confianza es una gran amiga a la hora de ponerse delante de un libro.  Como decía, me divertí, redescubrí esta asignatura, me resulta apasionante el estudio y cuidado de una embarazada y su futuro hijo por no hablar de la cantidad de cosas interesantes que se aprenden!  Por todo ello, le pongo ese título.


Examen 3: Cirugía torácica "¿Amanece más tarde?"

Aquí sigues viendo amanecer, pero con una diferencia, las noches se te van haciendo más pesadas, te va costando más sentarte delante de los apuntes, aguantas menos entre descanso y descanso y alargas más estos.  En definitiva, se nota que llevas dos semanas y media de exámenes y otras tantas de estudio sin parar. Empiezas a adoptar eso de, hacer comida rápida y cenar aún más rápida, como por ejemplo, mi alimentación en este examen fue de: nada de desayunar (me levantaba casi al medio día), pasta para comer o arroz cuando te levantabas con ganas (pocas), y para cenar un bol de cereales con leche o en su defecto, un surtido variado y repetitivo de entremeses (o "engañifa" como lo llaman algunos XD).  En este examen lo pasé bastante mal, el libro/apuntes eran bastante pesados y la cabeza ya no te funciona con la misma agilidad, hasta tal punto que una noche tuve un pico de agobiación y ni corto ni perezoso, me tumbé en el sofá a escuchar soul (Luther Vandroos increíble...), os lo recomiendo!.  A la noche siguiente, ya cansado de repasarme tanto lo mismo, decidí pegar folios en las paredes a modo de pizarra y obsesionarme con mi rotulador "carioca" negro a hacer esquemas! Por Dios! Ahora sé el ímpetu que sienten algunos profesores cuando se ponen delante de la pizarra!


Examen 4: Cirugía Digestiva "¡Qué bonito es ver amanecer!"

20 temas por delante, sólo 4 días desde el último examen para repasarme todo otra vez, por no sumar el cansancio que llevaba acumulado ya.  Pero por ser el último, parece que el cuerpo te vuelve a responder; tu mente vuelve a medio disfrutar estudiando y la memoria/confianza vuelven a establecer amistad contigo (os acordáis de la famosa frase de la infancia?? Ahora te ajunto, ahora no te ajunto!, pues igual...) y todo vuelve a ir rodado.  Más que nada no es porque me gustase la asignatura, era por el hecho de que en pocos amaneceres volvía a mi casa, que como bien se dice, "en ningún lado como en casa!".  Aquí no os voy a describir mi alimentación porque no quiero que me internéis en un psiquiátrico, mejor así jeje.  


En definitiva, me he "divertido" en este período de exámenes, han ido bien y en todo momento he tenido a varias personas a mi lado apoyándome y animándome a pensar que soy muy bueno en esto de la medicina (ilusos XD), en particular, agradecerle a la co-autora de este blog aguantarme todas mis inquietudes, agobios, depresiones pasajeras y miles de cosas más pues sabéis que es importante tener un gurú al lado tuya, y yo tengo el mío! Gracias!!!.  Por supuesto, os agradezco a muchos de vosotros el ánimo que nos habéis dedicado en estos días, volvemos a decir, que lo interesante de haber creado esto, no es el blog en sí, sino la gente que estamos conociendo con ello!


Muchas gracias a todos!