• Dr.Desastre

Mi parto. Fdo.: Una mujer

Hoy hace exactamente 2 meses que empecé la residencia de obstetricia y ginecología. En este corto período ya he podido sentir lo que me depara mi nueva GRANDÍSIMA especialidad. Estoy realmente feliz y algunas de esas primeras anécdotas darán para otro post, pero en este me quiero centrar en algo.


Bien, como algunos sabéis, hace unos días publiqué un tuit donde compartía con vosotros el hecho de que había asistido a mi primer parto como médico residente de ginecología. Os dejo captura.


Un tuit cargado de emoción porque es algo que llevaba esperando muchísimo tiempo y para lo que he luchado (entre otros) en los últimos años y que como veis, tuvo cierta repercusión. Muchísima gente me felicitó tanto en público como en privado, personas que me han acompañado para conseguir mi sueño de entrar en la especialidad me transmitían su alegría y por supuesto, agradecidísimo por ello. Pero por otra parte, una minoría malinterpretó (y de qué manera) mi tuit y a pesar de que algunos compañeros me sugirieron amablemente que era mejor emplear términos como "asistir", "acompañar", "ayudar" en vez de "hacer el parto", hubo otros "compañeros" (y sí, lo pongo entrecomillado porque la mofa, sátira, desprecio y falta de respeto JAMÁS entran dentro del compañerismo) que tildaron de total falta de respeto a la mujer tal frase.

Empleé ese término, simple y llanamente, porque en mi hospital y más hospitales se utiliza (lo he escuchado por parte de enfermería, sea mujer u hombre el profesional, de medicina, sea hombre o mujer el profesional y de auxiliares, sea mujer u hombre el profesional...).


Bien, al poco tiempo (podéis ver la hora) y tras los consejos de los compañeros (de verdad), publiqué este otro tuit. Os dejo captura.


Y seguí añadiendo...

Pero como digo, a pesar de mis reiteradas rectificaciones, otros "compañeros" seguían con la mofa y falta de respeto continuado. Y esto no es victimismo, esto es contar las cosas tal y como han sido. Aunque hay algo curioso, pues algunos de esos "compañeros" me felicitaban por privado, pero públicamente y sin mencionarme hacían tuits y contestaban otros siguiendo con la burla hacia mí. En fin, tildar de falta de respeto a la figura de la mujer a alguien que va a dedicar su vida profesional a cuidar/tratar/ayudar/aconsejar a una mujer para su futuro hijo, me parece ilógico. Pero como digo, en fin.


Tampoco es este el tema aunque sí que es verdad que ha sido detonante de que como se suela decir "tirara del hilo" y descubriera un "nuevo mundo". Twitter se ha convertido (y más en este año) en una especie de confidente público donde todos mostramos nuestra verdadera cara. Caras que crean corrientes como por ejemplo defensores a ultranza del parto natural (nada de hospitales, medicina, fármacos o similares), corrientes que defienden a capa y espada la lactancia natural, otras corrientes totalmente en contra de la epidural, las llamadas doulas... Y como me picó la curiosidad, seguí interesándome en el "hilo". Es cuanto menos curioso, escuchar testimonios de mujeres que se han sentido presionadas por "aquellos defensores de la lactancia natural" para que lo hicieran costase lo que costase, hasta incluso, manifestando estas la no voluntad de hacerlo. Es también curioso por ejemplo, escuchar a mujeres que en su proceso de parto manifestaran en reiteradas ocasiones que querían la epidural y que el profesional de turno (abiertamente anti dicha asistencia) se las negó en esas reiteradas ocasiones. También es curioso (hoy va de curiosidades la cosa) que profesionales afirmen que en España se debe de "arriesgar" más en el modelo de asistencia al parto, tipo parir más en el domicilio, en las llamadas "casas de partos" (muy muy pocas legales y oficiales en nuestro país y otras no tan legales, no siempre cerca de un centro hospitalario) y para coronarse, afirmar que como el parto es algo fisiológico (es decir, natural en el cuerpo de la mujer) se debe de alejar todo lo posible de un hospital (porque aquí sólo hay enfermedad)... este tipo de profesionales no conocen el dogma médico "los minutos son oro". ¿Arriesgar más? Increíble.


Yo ante todo esto no me voy a salir ni un ápice de mi forma de pensar desde que tengo uso de razón como persona y como médico. La persona, decide. El paciente, decide. Es decir, la mujer decide. La mujer, decide. Repetimos. La mujer, decide.


Y esto no es de nuevas, ya lo defendí en su día con en el post titulado "Aborto político", donde expresaba mi opinión sobre el tema (que por cierto, también hubo algún iluminado que a raíz de mi tuit se atrevió a opinar sobre mi opinión del aborto, qué cosas...). Es tan fácil como no faltar a nuestro código ético / deontológico / de buena praxis, poniendo a disposición de nuestra paciente todo nuestro conocimiento-arsenal diagnóstico y terapéutico para que elija libremente y entre otras cosas, su parto finalice de tal forma que pueda abrazar a su recién nacido. ¿La mujer quiere dar a luz en casa? Muy bien, la legislación española lo permite, se explican los riesgos, se le aconseja en ello y se acepta. ¿La mujer no quiere dar lactancia a su hijo sea por el motivo que sea? Muy bien, se explican las posibles consecuencias, se ponen los medios para ello y se acepta. ¿La mujer pide la epidural? Muy bien, se le explican las posibles reacciones adversas/complicaciones (como todo fármaco y proceso), se acepta y se aplica. ¿Una mujer quiere parir de pie? ¿En el agua? ¿En posición de litotomía? ¿De costado? ¿Cuclillas? ¿Con su pareja al lado? ¿Quiere mirar mientras sale la cabecita de su hijo/a? ¿La pareja quiere cortar el cordón umbilical? Muy bien, si es posible se le pone los medios y se acepta.


Queridos "defensores" del género femenino para mí este es el verdadero respeto a una mujer y no la tontología, perdón, terminología médica de turno (más o menos aceptada). Quitarnos de una puta vez de la cabeza que una mujer no puede decidir sola, por sí misma en libertad. Entender que no hay que convencer, instigar, presionar en base a nuestra propia creencia o filosofía de vida...simplemente como profesionales de la salud que somos, informar y aceptar.


Todo por mi paciente.




PD: agradecer a todos esos COMPAÑEROS que su ego les permitió aconsejar y enseñarme como novato que soy en la especialidad. Pues no ensalzaron el mío, si no que me hicieron mejorar para una mejor atención a nuestro paciente.

0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo