• Dr.Desastre

Mis prácticas en psiquiatría



Hoy he empezado unas nuevas prácticas después de una semana "libre" (recalco bastante las comillas).  Las últimas fueron fatal, de cirugía, no hice nada o mejor dicho, no me dejaron hacer nada y me volvía a sentir después de mucho tiempo como un mueble más de la consulta  o en su defecto, del quirófano.


Como leéis en el título, estas dos próximas semanas debo rotar tanto por planta y consulta de psiquiatría.  Miles de leyendas urbanas habidas y por haber te rondan la cabeza con la mencionada especialidad, otras tantas historias reales increíbles que tú no te llegas a creer y por último, profesores, no os engaño, un tanto "peculiares".  Resumiendo, que estas prácticas prometen y en este primer día ya se cumple.


Hoy he estado en consultas y he visto sólo 3 pacientes, poquitos pero, cada uno un mundo, galaxia o vía láctea diferente.  No me voy a parar a contaros con pelos y señales cada uno de los casos pero sí que os voy a resumir el primero de ellos porque es el que más me ha asombrado:


Se trataba de una mujer de 45 años que llevaba (según sus hermanos) unos 20-25 años con un comportamiento fuera de lo normal.  A saber: hablaba sola, se reía sin motivo aparente, dormía en el suelo o en el sofá unas 18 horas diarias, creía que todas las vecinas del barrio se reían de ella, no salía de casa, cocinaba a altas horas de la mañana, no comía con su familia pues lo hacía sola en su cuarto encerrada etc,. Claro, tú cuando lees en la historia clínica (antes de que entre ella) todo esto te pones a pensar cómo debes "actuar" ante un paciente así pues hasta ahora nunca lo había hecho.  Te imaginas a una persona, lo siento por la expresión, "rara". Un poco nervioso y entra la paciente.  Por el sedentarismo y por el exceso de comidas que tiene al día, es una mujer bastante obesa (que también está en tratamiento por ello) y una cosa llamativa es que, entró con unas gafas de sol grandes y oscuras que nos impedía verle los ojos, y que no se quitó en ningún momento.  Comienza  la doctora a hablar con ella, a preguntarle las típicas cuestiones relacionadas con todo lo mencionado anteriormente y lo que me sorprende de forma increíble es que era una persona que hablaba de una forma exquisita, con un rico léxico y unos razonamientos que sinceramente, no "parecían" que viniese de una persona diagnosticada de esquizofrenia (de hecho, mi doctora discrepa de ese diagnóstico inicial).  No os podéis imaginar cómo charlaba, tono suave, pausado, con palabras muy técnicas, una semántica envidiable...vamos, que podría decir que en 3/4 partes de la consulta yo hubiera afirmado que se trataba de una persona sin ningún trastorno mental.


Todo bien hasta que se tocó el tema de dormir mucho, no salir a la calle, hablarle de sus vecinas y mencionarle de que por qué no hacía ninguna actividad.  Su contestación fue como si estuvieras escuchando la mejor de las melodías y de repente se raya el CD.  Ella afirmaba con rotundidad que todo lo hacía porque se metían dentro de ella y le decían que tenía que dormir mucho, comer bastante y quedarse encerrada en su casa, ¿Quién? Alguien, no lo sabe.

Sinceramente me ha impresionado.  


Los dos casos restantes me han sorprendido además de por lo que "sufrían" estos pacientes (una mujer con depresión crónica y otra con un trastorno bipolar "superado") por el trato que les ha dispensado la psiquiatra que estaba conmigo.  Un día de prácticas me ha servido para hacerme ver que la psiquiatría no es como yo creía que era, es más, estaba terriblemente equivocado.  Me imaginaba que era una consulta en el que se trataban los problemas mentales de la gente desde el punto de vista médico/atención al paciente y farmacéutico.

No es así, la psiquiatría (o al menos eso he visto hoy) sólo trata los trastornos del paciente con fármacos.  ¿Pruebas? Las dos últimas pacientes en un momento de su entrevista médica se han echado a llorar por los problemas que tenían a lo que la psiquiatra ha querido cortar rápidamente diciendo en una ocasión: "¿Cómo crees que te puedo ayudar?", "¿Crees que te puedo ayudar? y en otra "A mí lo que me interesa y persigo es que te tomes bien la medicación".  Proseguía con un escueto, "esto lo tienes que tratar con el psicólogo".


Y yo me pregunto, ¿Esto es sólo cosa de la especialidad o también entra dentro la personalidad del profesional?  


También me ha sorprendido...


La psiquiatría....