• Dr.Desastre

Síndrome del "edificio enfermo"



¿Creíais que sólo las personas o animales se ponían enfermas? Ya os digo yo que no, los edificios o nuestras casas también se ponen malitos! Pero lo peor de todo esto, es que en vez de sufrir ellos los síntomas los padecemos nosotros y nos hacen caer enfermos.


Ejemplo de Edificio Enfermo

Os pongo la definición de "El síndrome del edificio enfermo": Conjunto de síntomas inespecíficos como:

- Fatiga

- Irritación conjuntival

- Cansancio

- Tos

- Congestión nasal

- Mareos

- Febrícula

- Mialgias

- Decaimiento

Y todos estos síntomas aparecen sin una causa aparente.


Nosotros como médicos, decimos que un edificio está enfermo cuando el 30% de sus ocupantes padecen estos síntomas.  Por ejemplo, en muchas ocasiones, los trabajadores que desempeñan su labor en una misma instalación, se han puesto enfermos al mismo tiempo y ello puede ser debido al protagonista de la presente entrada.

Las causas de este síndrome, vienen determinadas por la mala ventilación de muchos edificios o casas. Antiguamente, nuestros hogares contaban con un número elevado de ventanas, puertas o sistemas, mediante los cuales se mantenía bien ventilado y saneado el ambiente.  En la actualidad, y como muchos sabéis, se han puesto de moda los apartamentos de 30 m2, los cuales poseen una ventana o dos a lo máximo y eso hace que el ambiente se "contamine más fácilmente".  Además se ha asociado a niveles existentes en el aire de compuestos orgánicos volátiles (COVs) -que son sustancias químicas que contienen Carbono y se encuentran en todos los elementos vivos- producidos por microorganismos tales como algunas especies de hongos o bacterias.

Y para poner un poco de humor, ya lo sabéis, cuidad bien a vuestra casita, ella también padece igual que tú y te lo agradecerá!