• Dr.Desastre

El calientamanos



Inauguro esta sección del blog con una pequeña curiosidad.  No tiene nada que ver con la medicina pero si que lo utilizan infinidad de médicos para "tratar" mejor a sus pacientes.

Os lanzo una pregunta, ¿Cuántas veces habéis ido al médico y al exploraros, ya sea para auscultaros o para tocaros con las manos os ha congelado?

Seguro que muchos de vosotros habéis contestado afirmativamente, recordad, vosotros con un resfriado de un par de narices, con fiebre, abrigados con mil chaquetas y aún así con frío y para colmo, vuestro médico os pone las manos heladas encima! Pensasteis, esto no es justo


Pues bien, existen unos artilugios que se llaman "calientamanos" que son unas pequeñas bolsitas de plástico donde en su interior tienen un gel térmico a base de acetato de sodio que por encima de 58ºC se mantiene en estado líquido desprendiendo calor.  Obviamente, por debajo de esa temperatura pasa a estado sólido y no calienta.  Y pensareis, ¿Cómo se mantiene a esa temperatura? Fácil, calentándolo, se puede meter en agua hirviendo y pasados unos minutos ya lo tendréis calentito otra vez, incluso hay algunos que se pueden calentar directamente en el microondas.  Atendiendo a lo dicho, es como la batería de un móvil, se gasta, pues se recarga, aunque tranquilos, que la "batería" dura lo suficiente como para manteneros las manos a temperatura agradable.


Esta "herramienta", como decía al principio del post la utilizan muchos médicos ya que, habréis oído alguna que otra vez, a cualquiera decir eso de, siempre tengo las manos frías! y por supuesto, que los médicos no están exentos de ello.  Suelen llevar el calientamanos en el bolsillo de su bata y justo antes de explorar a su paciente lo agarran para que sus manos cojan temperatura y así tratar lo mejor posible a su paciente.

¿Qué os parece? Ya sabéis, la próxima vez que os toque un médico con las manos frías, aconsejadle este artilujio, seguro os lo agradece, y por supuesto, vosotros también.