• Dr.Desastre

Signos de alarma de la enfermedad de Alzhéimer



Desgraciadamente, a muchos nos ha rozado de cerca esta temible enfermedad.  Algún familiar, amigo o conocido la está padeciendo y claramente vislumbramos cómo se comporta esta demencia y se nos encoge el corazón cuando esa persona te mira, y tras años y años viéndote, no te llega a reconocer.  Sin ir más lejos, una de las personas que más quería murió de Alzhéimer (quizás por ello hablo tanto sobre esta enfermedad en el blog) y sólo puedo recordad un sentimiento la primera vez que me preguntó quién era yo, quedarme totalmente paralizado.

En este post me gustaría hablar sobre los signos que empieza a dar esta enfermedad antes de que se exprese en toda su plenitud.  Signos que nos pueden ayudar a un diagnóstico más precoz y un tratamiento quizás más eficaz para paliar los futuros síntomas.  Espero que os sean de utilidad:


- ¿Sólo pequeños olvidos?

Todos los tenemos, pero, ¿Cuándo debemos de preocuparnos? Tenemos que saber si esos olvidos interfieren con el normal desarrollo de las actividades de la vida diaria y con el desempeño del trabajo, sea dentro o fuera del hogar.  En este caso, debemos consultar con un especialista, pues la falta de memoria suele estar presente desde el principio.


- Todo lo pierde...

Una persona que lo pierde todo puede que tema estar entrando en una demencia.  Una forma de valorar la importancia de estas pérdidas es intentar pensar "hacia atrás" en el itinerario seguido por el objeto extraviado.  Si la persona no es capaz de deducir en qué lugares ha podido dejarlo, habrá que preocuparse.


- Nuevos comportamientos

No siempre lo más llamativo al comienzo es la falta de memoria, a veces la irritabilidad, las sospechas de robo y los cambios de carácter es lo primero que aparece, dando lugar al rechazo de quienes comparten el hogar con el enfermo.  Tenlo en cuenta y procura que esa persona vaya a la consulta del médico.


- Falta de expresión

Una persona con alzhéimer muy leve presentará ya carencias en la forma de expresarse; le resultará muy difícil recordar los nombres de las personas a las que acaba de conocer y habrá reducido de forma perceptible su vocabulario.


- ¿Cómo es su escritura?

Cuando llega la demencia, la escritura se transforma también.  Tendrá dificultad en recordar si la "panza" de la letra b, o de la g, va a la derecha o a la izquierda, por ejemplo.  La grafía se vuelve temblona, pierde la curvatura de los rasgos y, ante un papel sin pauta, no puede mantener bien la horizontal.


- Desorden temporal

La persona afectada ya no percibe correctamente el tiempo.  No puede gestionar bien su agenda; fallará en sus citas, preguntará reiterativamente en qué día u hora estamos y repetirá varias veces lo que acaba de decir.


- Desorden espacial

La persona con demencia, aunque ésta sea muy leve, sufre episodios de desorientación en el espacio; eso hace que esté con riesgo de perderse por la calle, incluso en su propio barrio.


- Nada de complejidad

Las tareas complejas (utilizar el transporte público para un determinado itinerario, planificar un viaje por varias localidades o el manejo de las cuentas bancarias) es algo que falla muy pronto en una persona con demencia.


- Más signos

La demencia conlleva dificultad para comprender imágenes visuales.  Puede también tener problemas para juzgar distancias y comprender significados simbólicos, como el de los colores de los semáforos.  Una persona con demencia incipiente ya muestra algunos problemas a la hora de conducir.


- Abstracción social

El afectado percibe sus fallos y se angustia ante la imposibilidad de controlar su vida como antes, así que, para encubrirlos, se va aislando en sí mismo, disminuye su iniciativa y tiende a evitar la actividad social.


Esperamos que nunca los tengáis que utilizar para analizar en cierto modo a alguien.  En breve, seguiremos publicando sobre esta enfermedad, tenemos mucho que contar y nos gustaría compartirlo con vosotros.