• Dr.Desastre

Diario de un #2MIR20: ¿Epílogo?



16 de Julio de 2020 - 18:30 de la tarde


- ¿Es correcta la plaza que se muestra en pantalla? ¿Es lo que quieres?

- SÍ, esa es la que quiero.


Hace ya dos meses de ese momento y aún se me pone una sonrisa de par en par. Joder, es que, ¡QUÉ MOMENTO! jajaja


Valió la pena partirse la cara allá donde lo carente de luz, en realidad, brillaba. No conformarse, mejor dicho, no permitirse caer en un triste "es lo que hay", tiene su recompensa. Y esto no se trata de una dramatización rosita de un sueño por cumplir, esto ha sido la constante búsqueda sin descanso con mochila de kilos de esfuerzo detrás, como un koala a la espalda. ¿Fallas? Te la aprietas más fuerte. ¿Duele? Entonces es que no te estás equivocando.


¿Cuánto vale tu meta o llámalo sueño? ¿Un año? ¿Dos? ¿Unos cuántos? Qué tonta está la vida, o qué tontos nosotros... que la respuesta la sabemos y parece que no tenemos ni puta idea. Lo que haga falta...


Este post (junto con este otro), es el que he querido escribirte desde que casi comencé la carrera. Un sueño que al abrir los ojos, sigue y no se va. Y no se va a ir. Un perfectísimo final para este diario virtual. Podría decirte cuántas veces imaginé este momento, de cuántas formas, geometrías o colores lo fantaseé que hasta el Quijote parecería un minúsculo libro de bolsillo... Ahora también podría contarte que por primera vez en muchísimo tiempo estoy contento conmigo mismo, ojo...¿Contento conmigo mismo? ¿En paz? ¿De verdad? Ahora puedo decirte que juraría vivir el mejor momento de mi vida, esclavo de nada y perdonándome aquello que me tuviera que perdonar.


Sin palabras salí de aquella tarde de Madrid, sólo pude abrazar y lloriquear...Olvidándome del precio del billete. Lo que hizo falta...


Y sin explicación con palabras aún dos meses después me hallo. Sólo sé que ya no es necesario esforzarme en sonreír, ni rotular de verde clarito mis ojos...


A ti que estás leyendo esto, gracias por acompañarme estos meses, por apoyarme, por darme tu granito de cariño ya sea en un tuit, comentario, mensaje de whastapp, respuesta de Instagram, pié de foto en Facebook... Ha sido increíble todo lo recibido. Habéis conseguido que perciba que mi alegría, es la vuestra también y no sabéis qué puta fortuna siento por ello.


Damas y caballeros... mis pacientes ya me esperan...